El monstruo sobre tu cama.

 

La noche. Soy real.

Una caravana de fantasmas ronda sobre tus aposentos, alimentándose de tus gemidos. Nos invocaste, sin querer. Hay un íncubo resoplando sobre tu sexo, buscando estar dentro de ti.

No es lluvia, es el sudor frío que recorre tu espalda, siguiendo esa línea perfecta, deteniéndose en tus caderas. Son cicatrices de mis anteriores visitas.

Te niegas a medias. Arqueas tu espalda cuando mi lengua se restriega en tus entrañas. No quiero que mis colmillos sean tan largos. Contigo no.

Si te quisiera lastimar, ya te hubiera desollado. Sólo quiero poseerte. El vaho que respiro combinado con tu sabor a mujer. Sacrifícate en este ritual, para mantener el orden del mundo. Oraste por un ángel, y uno caído respondió tu llamado. Tu deseo.

Tu necesidad.

Somos animales. No necesitas tu falsa razón ni tu estúpida moral.  Mi hocico delineando tu cuello es prueba de que sigues viva. Tu boca medio abierta es manifiesto de tu instinto. Surca mi espalda con tus uñas. No me lastimas. Tu dolor será momentáneo, cuando te arranque las alas, al aprisionarte en mi pecho.

Si lamo tus ojos, es para hacerte ver. Para quitarte la divinidad que te ciega. Para dejarte libre. Cada embestida te va a ir sacando de tu crisálida de humana. Somos iguales, somos hechos, no tenemos creador.

Escucha aquello que se arrastra. No es ninguna serpiente, esos son juegos para iluminados. Es el reloj de arena que no perdona. Vamos juntos. Como un solo ente. Como los que portan la luz.

Estamos rodeados de minúsculos espectros. Ávidos de participar. No tengas miedo. No se atreverán a separarte de mí. No pueden convertir en monstruo a algo que siempre lo ha sido.

Tengo alma. Una diferente. Única. Vamos a reescribir el génesis. Obsceno y sin estrellas fugaces. Con el cielo rojo y la luna en tonos menores. Clavicordios en Fa sostenido. A nadie hay que servirle. El mundo lo construimos nosotros.

Déjate engendrar. Soy el monstruo sobre tu cama que se cansó de observarte.

 

 

Las imágenes no son mías, fueron tomadas de Internet por mero contenido estético.

About Axel

Comunicólogo amante de esos detalles que nos hacen ser una sociedad bizarra, idealista y dañina. Productor audiovisual, locutor comercial, maestro universitario y conductor de INDIRECTO TV